PROGRAMA MALALA: Objetivos de desarrollo Sostenible

En esta nueva situación de ir adaptando la Agenda 2030 a nuestras actividades, entendemos que el Programa Malala se puede encuadrar en los siguientes ODS:

Este Objetivo quiere garantizar una vida saludable y promover el bienestar universal en los niños y en las madres.

Los niños menores de tres años, conforme a la Ley vigente en España, tienen la posibilidad de vivir con sus madres en los Centros Penitenciarios, mientras cumplen condena. Y una vez cumplen los tres años, y si la madre aún no está en libertad, el pequeño es derivado a la familia y en su defecto, a un centro tutelado por la Administración. 

En España más de 100 presas viven en Los Centros Penitenciarios con sus hijos menores de tres años.

AMPARA, pone en marcha el Programa MALALA, en colaboración con Instituciones Penitenciarias, con el Objetivo de desarrollar todas las áreas necesarias para que el crecimiento físico y psíquico, se produzca de una forma positiva y eficaz.

Las madres internas se encuentran en un momento personal delicado y muy vulnerable para poder ocuparse del adecuado desarrollo de sus hijos, por eso se detecta la necesidad de una intervención sistemática que ofrezca todo el apoyo necesario para que estos niños y sus madres tengan un entorno lo más normalizado posible y que su crecimiento físico y psíquico se produzca con todas las garantías.

Este Objetivo busca una educación de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanentes para todos.

La educación es la clave para poder alcanzar otros muchos Objetivos de Desarrollo Sostenible: reduce la pobreza, la desigualdad, empodera a las personas para que puedan llevar una vida más saludable, fomenta la tolerancia entre las personas y contribuye a crear sociedades más pacíficas.

En España se ha detectado la baja escolaridad y analfabetismo, principalmente en las mujeres y los niños.

Ampara, busca con la atención sistemática a estas madres y niños en los Centros Penitenciarios, y a través de sus actividades y talleres, proporcionar una serie herramientas y oportunidades para su educación. Entre otras:

  1. Posibilitar y fomentar las habilidades motoras, sensoriales, cognitivas y de lenguaje propias de su edad.
  • Posibilitar y facilitar las habilidades afectivas y de relaciones personales.
  • Vivir experiencias positivas, enriquecedoras y divertidas fuera del ámbito penitenciario.
  • Fomentar las relaciones de estos niños residentes en los Centros con sus hermanos que ya viven fuera, por su edad. Con esto se fomenta la relación fraternal haciendo posible que haya una mayor cercanía personal entre hermanos potenciando el cariño mutuo y, además, se consigue que más menores en situación de exclusión puedan beneficiarse de las actividades realizadas y facilitándoles herramientas para un correcto desarrollo físico y psíquico.
  • Favorecer relaciones con otros niños de su edad que no pertenecen al ámbito penitenciario, que les ayuda  a tomar conciencia de la existencia de otra realidad social y redunda en beneficio de su posterior educación.

El Objetivo de este ODS es lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

Promover la igualdad de género es esencial en todos los ámbitos de una sociedad sana: desde la reducción de la pobreza hasta la promoción de la salud, la educación, la protección y el bienestar de las niñas y los niños.

Lamentablemente, en la actualidad, 1 de cada 5 mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, en manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. Y en concreto el colectivo al que atiende Ampara es muy vulnerable a esta situación.

Para Ampara es una de las máximas prioridades que todas las actividades realizadas dentro del Programa MALALA, vayan orientadas a alcanzar las metas que propone este ODS , entre otras:

  1. Poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas en Los C. Penitenciarios.
  2. Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y niñas y establecer la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública.

El Objetivo de este ODS es promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

Una de las Metas que tiene establecido este ODS de aquí a 2030, es lograr el empleo pleno y un trabajo decente para todas las mujeres y hombres, ayudando sobre todo a los sectores más desfavorecidos y vulnerables.

Ampara tiene un fuerte compromiso, desde el Proyecto Malala ,de ayudar a las mujeres que se encuentran ya en el C.I.S y a punto de terminar sus condenas, en poder facilitarles el acceso a un trabajo digno.

Para ello tenemos desarrollados varios puntos de actuación:

  1. Talleres de Formación en diversas actividades para detectar habilidades y ayudar a la incorporación de la vida laboral
  2. Talleres de búsqueda activa de empleo, con ayuda a realizar su Currículum y establecer pautas para realizar las entrevistas de trabajo.
  3. Convenios con Asociaciones como Fundación Integra, a la que hacemos derivaciones de personas con capacidad de trabajar, le damos acceso a Cursos de Formación previos a la incorporación del mundo laboral y desde Integra buscan los puestos de trabajo de acuerdo con sus capacidades.
  4. Convenios con empresas, como Telefónica, para derivarles personas con perfiles concretos, a los que se les asigna un mentor, que los va a acompañar en la búsqueda de trabajo y en la realización de las entrevistas de trabajo.

Este Objetivo persigue reducir las desigualdades basadas en los ingresos, el género, la edad, la discapacidad, la orientación sexual, la raza, la clase, el origen étnico, la religión, etc, que siguen persistiendo en todo el mundo, dentro de los propios países y entre ellos.

Las desigualdades amenazan el desarrollo social y económico a largo plazo, afectan a la reducción de la pobreza y destruyen el sentimiento de plenitud y valía de las personas.

Como hemos explicado anteriormente, desde su inicio, en Ampara estamos firmemente comprometidos con la ayuda y servicio a las personas en riesgo de exclusión social, y en facilitarles el acceso a una vida normalizada, después de sus condenas, sin tener en cuenta, su raza, clase, religión, género, etc…

El colectivo de reclusas y reclusos tiene una posición muy vulnerable de cara a la reincorporación a la vida fuera de los C. Penitenciarios y Ampara tiene su actividad muy dirigida a facilitar el acceso a una vida normalizada e intentar paliar la desigualdad que provoca su situación anterior, a la hora de buscar trabajo o incorporarse a las situaciones cotidianas, como búsqueda de casa, colegios, etc…

Las madres que están en los C. Penitenciarios junto a sus hijos, a la hora de salir después de sus condenas, se encuentran con muchos obstáculos para poder estar en igualdad de condiciones a la hora de volver a una situación normal. Ampara a través de sus talleres pretende ayudar y aportar a este colectivo, las herramientas necesarias para poder acceder a todo aquello que necesitan para ellas y sus familias.