Estudiantes de la Universidad de Comillas imparten un taller de ‘Control de estímulos’ en Soto del Real

Nuestro programa Padua está destinado a proporcionar, a los internos e internas de los Centros Penitenciarios de la Comunidad de Madrid, Ávila, Salamanca y Cáceres, las herramientas necesarias para una correcta integración en la sociedad y en el mundo laboral, una vez que hayan cumplido su condena.

Elena y Marina son estudiantes de Grado en Psicología y Grado en Criminología en la Universidad Pontificia de Comillas, en Madrid, y en marzo comenzaron a impartir su taller de ‘Control de estímulos’ a los internos del Centro Penitenciario Madrid V, en Soto del Real.

Con estos talleres, las estudiantes pretenden enseñar a los participantes a gestionar los impulsos y las emociones que pueden ser perjudiciales para un correcto comportamiento.

Tras estos meses de desarrollo de los talleres, Elena hace un balance de su experiencia con los internos del centro.

Intentamos que nuestro taller ayude a los internos a saber identificar las emociones y cómo controlarlas, a tener más empatía, a saber escuchar y expresarse de manera correcta, sin ser impulsivos o agresivos”, dice Elena sobre los objetivos del taller. “También trabajamos su autoestima e intentamos que reflexionen sobre su situación y sobre otros aspectos de su vida”.

En cuanto a la metodología que siguen para preparar cada uno de los talleres, explica que no hacen en función de lo que demandan sus alumnos: “les animamos siempre a que participen y colaboren en el diseño del taller. Solemos pensar en temas en los que los propios internos hayan mostrado especial interés, y diseñamos dinámicas y ejercicios que les ayuden a reflexionar de manera individual y luego a poder poner en común sus ideas o sentimientos con el resto”.

En cuanto a los beneficios que tiene el taller para los internos del centro, Elena no tiene claro si se están consiguiendo los objetivos marcados al principio, pero de lo que sí está segura es de que “sí que se puede ver un cambio en los internos. Por lo menos sienten que a alguien le importa su situación y que hay gente que está dispuesta a ayudarles y dedicarles su tiempo y sus conocimientos. Es una forma de que salgan de su rutina, y siempre van a aprender algo en las sesiones que hacemos”.

Marina y Elena, estudiantes de la Universidad de Comillas, en el centro penitenciario Madrid V en Soto del Real

Para Elena, la valoración del taller es mucho más que positiva, reconoce que ha aprendido mucho estos meses y que, además, su participación en el programa Padua de AMPARA le ha aportado mucha felicidad por haber podido ayudar dedicando parte de su tiempo a estar con los internos.

“Este taller me ha ayudado a conocer una realidad que desconocía, a ver cómo vive la gente en la cárcel y a deshacerme de muchos de los estereotipos que tenía. Me ha aportado bastante experiencia para saber cómo llevar a un grupo de personas muy distintas y de una población complicada. Ha ejercitado mucho mi empatía y mi paciencia, y creo que me ha ayudado a crecer bastante a nivel personal”. Y tiene que claro que: “sin duda, volvería a repetir la experiencia”.

Esta colaboración entre la Universidad de Comillas y AMPARA es posible gracias al convenio de colaboración que tenemos firmado, con el objetivo de que los estudiantes puedan realizar sus prácticas académicas dentro del ámbito social, aproximándose a los procedimientos, actitudes y habilidades necesarios para el ejercicio profesional, conociendo la estructura o funcionamiento del centro y la entidad, tomando un primer contacto con la dinámica de las relaciones profesionales, aprendiendo a trabajar en equipo, desarrollando destrezas profesionales en alguno de los ámbitos de la Psicología y comenzando a adquirir una identidad profesional.


No Replies to "Estudiantes de la Universidad de Comillas imparten un taller de ‘Control de estímulos’ en Soto del Real"


    Got something to say?

    Some html is OK